Saltar al contenido

Mejor estufa de pellets

Las mejores estufas de pellets

En esta página encontrarás las mejores estufas de pellets del mercado. Además encontrarás una completa guía de compra con toda la información necesaria para que puedas elegir la estufa de pellets que mejor se ajuste a tus necesidades. Y por si fuera poco, también hemos seleccionado las mejores ofertas y descuentos disponibles para que la puedas comprar al mejor precio del mercado.

Son muchas las ventajas de las estufas de pellets que han hecho que cada vez más personas opten por este sistema de calefacción. Lo primero es que su combustible es renovable y que al ser completamente de orígen natural, emite pocas emisiones de CO2. Además, son más económicas y eficientes por lo que suponen una gran alternativa para calentar nuestra casa.

Lista de las 10 mejores estufas de pellets

Guía de compra para elegir la mejor estufa de pellets

A continuación encontrarás una completa guía de compra con todas las claves y características más importantes para elegir la mejor estufa de pellets para tu hogar. Repasaremos todas aquellas características y funciones que deberemos tener en cuenta para que nuestra compra sea todo un éxito y podamos disfrutar de este sistema de calefacción

Que son los pellets

Lo primero que debemos analizar es el tipo de combustible que utilizan. En este caso, los pellets. Aunque también se les conoce como estufas de biomasa.

Los pellets son un tipo de combustible a base de virutas de madera prensada. Como no puede ser de otra forma, son de orígen natural y son renovables.

Además de madera, para su fabricación se utilizan residuos vegetales como hojas, raíces e incluso huesos de aceitunas y otros restos derivados de la madera. Pero todo de orígen 100% natural y sostenible. Además son más baratos que la luz o el gas y suponen un importante ahorro en la factura de la calefacción.

Tienen una forma de pequeñas cápsulas o pastillas gracias al proceso de prensado. Este diseño les permite adquirir una mayor temperatura durante la combustión. Al conseguir mayor temperatura, son más eficientes y se consume menos combustible que con otros tipos de estufas como las de leña.

Durante la combustión se genera humo y CO2. Pero en unas cantidades mucho menores que otros combustibles como el gas. Por eso, cada vez más gente se decanta por una estufa de pellets para calentar su casa y contribuir al mantenimiento del medio ambiente con una energía más limpia y menos contaminante.

Tipos de estufas de pellets

Ahora vamos a ver los distintos tipos de estufas de combustión de pellets. Aunque todas utilizan el mismo combustible, su sistema de aprovechamiento del calor es distinto. Esto hace que haya tipos más adecuados a según que situaciones u hogares.

Estufas de pellets de aire

Estas son las más baratas y cuentan con un nivel de eficiencia entorno al 80% de la energía desprendida durante la combustión. Son las más eficientes y además, su funcionamiento es muy sencillo y no requieren de apenas instalación.

Las estufas de aire para pellets cuentan con un ventilador que reparte el aire caliente por toda la estancia. Lo que no son adecuadas para calentar toda la casa.

También disponen de un termostato que permite controlar la temperatura de la estancia para controlar el consumo de pellets. De igual modo, son programables para que puedas elegir cuándo quieres que empiece a funcionar para tener la casa caliente al llegar, por ejemplo.

Estufa de pellets canalizable

Su funcionamiento es el mismo que las de aire con la pequeña salvedad de que cuentan con una salida en la parte posterior y superior. Esta salida permite conectarla con una canalización que lleva el aire caliente hacia otras habitaciones o estancias de la casa.

Según la potencia de la estufa, podremos calentar más o menos habitaciones de la casa. Este tipo de estufa de pellets son más potentes y de igual modo, cuentan con un depósito de combustible más grande y con mayor capacidad.

Termoestufas de pellets o hidroestufas

El tipo de estufa más eficiente y por lo tanto, la más ecológica. Las hidroestufas de pellets cuentan con un sistema que permite calentar agua. Este agua puede conectarse con los radiadores del hogar y calentar toda la casa.

Decimos que son más eficientes porque alcanzan un rendimiento que supera el 90%. Estas hidro estufas de pellets tienen más potencia y por lo tanto van equipadas con un depósito de mayor capacidad.

Otra ventaja es que son muy seguras gracias a que cuentan con un mecanismo con función de apagado de emergencia. Este mecanismo permite detectar si existe algún fallo y apagar la hidro estufa de pellets.

Estufa estrecha de pellets para pasillos

Estas estufas son más estrechas y están pensadas para utilizar en habitaciones con menos espacio o incluso en pasillos. Otra ventaja de las estufas insert de pellets, es que permiten transformar una chimenea en una estufa empotrada para ocupar el mínimo espacio.

Estufas de pellets de 10KW

Estufas de pellets de 12KW

Estufas de pellets de 14KW

 

Características de las mejores estufas de pellets del mercado

A continuación veremos aquellas características, funciones y especificaciones técnicas más importantes a tener en cuenta para elegir y comprar la mejor estufa de pellets del mercado.

Potencia

La potencia de la estufa de pellets viene expresada en kW. A mayor potencia mayor será el poder calorífico y podremos calentar una mayor superficie de la casa con una sola estufa. Más adelante veremos las equivalencias aproximadas entre kW y metros cuadrados. Aunque lo mejor es que nos fijemos en los datos proporcionados por el fabricante ya que cada modelo es distinto.

Diseño

Esta es una ventaja de las estufas de pellets. Su diseño hace que se parezca más a una chimenea que a una estufa. Esto hace que quede perfectamente en cualquier habitación. Creando una sensación de calidez y bienestar superior que otros sistemas de calor.

Además, podemos encontrar estufas de pellets para todas las estancias. Sea cual sea la decoración o el estilo seguro que encuentras la estufa de pellets ideal para tu casa.

Capacidad del depósito

Según la potencia de la estufa de pellets, tendrá un consumo de pellets u otro. Por eso, la capacidad de la tolva o del depósito también varía en función de la potencia.

La capacidad del depósito de pellets facilita que podamos llenarlo de pellets y olvidarnos por un tiempo de llenarlo. No recomendamos aquellas con una capacidad menor de 10 kilos ya que tendremos que rellenar con mucha frecuencia. En cambio si optamos por una estufa de pellets con una capacidad de 20 o 30 kilos podemos llenarlo y olvidarnos. Aunque hay que tener en cuenta que dependerá del uso que le demos.

Materiales de fabricación

Como cualquier otro aparato que compremos, los materiales de fabricación tienen una gran influencia. Tanto en sus prestaciones como en su durabilidad o diseño.

Para la fabricación de las mejores estufas de pellets, se utilizan materiales de gran calidad y altamente resistentes al calor obviamente. El más utilizado es el hierro fundido. Un material que resiste el calor perfectamente y además lo mantiene por más tiempo con lo que mejora el rendimiento. Aunque también encontraremos otros materiales según el fabricante, la marca y la gama de la estufa de pellets.

Rendimiento y eficiencia

El rendimiento viene expresado en un porcentaje y viene determinado por el fabricante. Las estufas de pellets van del 80 al 95 por ciento de rendimiento. Lo que las sitúa como las más eficientes del mercado en cuanto a sistemas de calefacción.

El consumo de combustible depende del rendimiento expresado y la potencia de la estufa de pellets. El fabricante facilita los datos del consumo expresado en kilos por hora. Es interesante que comparemos las diferentes alternativas para elegir la mejor estufa de pellets.

Los pellets tiene una relación entre su coste y el rendimiento que los hace uno de los mejores combustibles para una estufa. Ciertamente el coste de la estufa es elevado, pero con el uso continuado el ahorro es evidente. Cada modelo de estufa de pellets es distinta pero a modo de media para poder comparar y hacernos una idea, vamos a poner el ejemplo de una estufa de 10kW. Esta estufa tendrá un consumo entre 1 kg y 2kg por hora lo que sería equivalente a menos de un euro por hora.

Este es solo un ejemplo ya que como hemos dicho, hay muchos factores que van a incidir en el rendimiento y el consumo. Dependerá del modelo de estufa, de su potencia, de la temperatura seleccionada y también de la propia distribución de la casa o piso.

Si las comparamos con una calefacción eléctrica podemos afirmar que la estufa de pellets puede llegar a ser de hasta una cuarta parte de lo que gasta una de electricidad.

Funcionalidades

Algunas funciones como el programador digital o el panel de control no son un extra sino que son prácticamente indispensables en la mejor estufa de pellets. Tanto por la comodidad que nos ofrece como para poder sacar el máximo partido a nuestra estufa.

Desde el panel de control se puede manejar todas las funciones de la estufa. Desde ajustar la temperatura hasta programar las horas que quieres que funcione.

Según el modelo que elijas, también puede que cuente con un mando a distancia o que la puedas controlar desde el móvil. Para ello tendrá que tener una conexión wifi y mediante un app en el teléfono podremos acceder a todas las funciones y programas de la estufa de pellets.

Otra de las funciones que son más interesantes es la posibilidad de reducir el nivel de ruido. Este ruido es generado por el ventilador de la estufa. En algunos modelos se puede seleccionar el nivel de ruido para reducirlo para descansar por ejemplo.

Marcas de las mejores estufas de pellets

La marca no es solo garantía sino que también es un indicador de la calidad y de las prestaciones. Elegir una marca conocida y con la que podemos ponernos en contacto con facilidad es la mejor opción. Tanto para posibles reparaciones en el servicio técnico como para poder adquirir algún repuesto en caso necesario.

Estufa de pellets Ferroli

Edilkamin

Estufa Ravelli

Hergom

Nordica

Kalor

Nemaxx

Haverland

Eva Calor

Bronpi

Como instalar la estufa de pellets

Como cualquier sistema de calefacción que pongamos en nuestra casa, la estufa de pellets requiere de instalación. No es que sea una instalación con obras mayores pero a no ser que nos dediquemos a ello o tengamos experiencia, resulta conveniente contratar a una empresa especializada. Así nos aseguraremos de su correcta instalación y nos ahorraremos posibles complicaciones.

Ya hemos visto que lo primero y más importante, es decidir dónde vamos a colocar la estufa de pellets. Hay que tener en cuenta la salida de humos, por lo que conviene que esté cerca de alguna ventana o salida al exterior. Sino, tendremos que hacer una instalación todavía más compleja.

De igual modo, deberemos elegir un lugar en el que no haya muebles ni nada que pueda sufrir algún desperfecto originado por el calor producido por la estufa. Por lo tanto, la mejor ubicación para instalar una estufa de pellets es un lugar cercano a una salida de humos y en un lugar donde no haya nada alrededor de la misma.

Al funcionar con corriente eléctrica, deberemos tener una toma de corriente cerca. Aunque este punto no es tan importante porque la instalación de un enchufe es mucho más sencillo. Y tampoco tendremos que gastar tanto dinero como el necesario para la tubería de la salida de humo.

Cómo funcionan las estufas de pellets

Su funcionamiento es muy sencillo y podría parecerse al de una estufa de leña. Esta similitud es porque ambas queman combustible para generar energía calorífica. Pero por lo demás, son muy distintas.

El primer paso es que la estufa cuente con pellets en el depósito o tolva. Y asegurarnos que tenga suficiente para empezar a funcionar y estar funcionando hasta lograr la temperatura ideal. Para recargar el depósito, tendremos que considerar la capacidad máxima y no sobrecargar dicho depósito.

El mecanismo de alimentación de la estufa se activa de forma eléctrica y va transportando los pellets desde el depósito hasta el interior de la estufa. Este mecanismo se activa de forma automática y en función de la temperatura a la que esté programada la estufa. De este modo, se consigue una combustión óptima y más eficiente que si tuviésemos que hacerlo de forma manual.

Durante la combustión, la estufa mantiene el fuego lo más reducido posible. Hay que tener en cuenta que cuanto menores sean las llamas, más calor se está generando. Es por eso que estas estufas de pellets son tan eficientes. Al mismo tiempo, se genera menos humo, menos CO2 y menos residuos en forma de ceniza.

Calefacción eficiente

Ya hemos visto que la llama se mantiene en el punto óptimo para aprovechar al máximo los pellets del combustible. Gracias al ventilador de la estufa, se genera una corriente de aire que hace mantener el fuego.

Todo el calor generado pasa al termocambiador. Un mecanismo compuesto por tubos que se encargan de absorber todo el calor generado y lo dirigen hacia el exterior para calentar la estancia. En el caso de las estufas de pellets canalizables, este calor se dirige hacia la canalización para calentar otras estancias.

Como utilizarla correctamente

Básicamente, el modo de utilizar la estufa de pellets es muy fácil y práctico. Solo tendremos que rellenar el depósito o tolva con pellets. Siguiendo las instrucciones del fabricante.

Una vez el depósito está lleno, el mecanismo de alimentación de la estufa de pellets irá introduciendo los pellets en el canal de alimentación. De forma totalmente automática y según la temperatura de funcionamiento. Una vez ahí empezará la combustión, también de forma automática hasta lograr la temperatura.

Los pellets se encienden mediante una resistencia eléctrica. Con lo que no tendrás que hacer absolutamente nada para encender la estufa más que darle al botón de encendido o programarla. Si dispone de panel de control o mediante la app del teléfono, podremos llevar a cabo todos los ajustes que deseemos.

Mantenimiento de las estufas de pellets

Si el funcionamiento es sencillo, el mantenimiento lo es todavía más. No obstante, requiere de cierto mantenimiento para que la estufa de pellets se mantenga en perfectas condiciones de uso y dure mucho más tiempo.

De este modo, nos aseguraremos de que la estufa funciona correctamente. Esto quiere decir que la combustión se lleva a cabo de forma óptima y eficiente. También es la manera más segura de mantener la estufa de pellets siempre perfecta.

Básicamente el mantenimiento se compone de unas tareas muy fáciles. Lo primero es comprobar que el depósito de pellets está limpio y con la cantidad necesaria para que esté funcionando.

Por otro lado, hay que comprobar que el quemador y las entradas y salidas de aire están abiertas para una combustión adecuada. Por último, hay que vaciar todas las cenizas que hayan quedado en el recipiente. La frecuencia de limpieza dependerá del uso que le demos a la estufa.

Recomendaciones para utilizar la estufa de pellets

Aunque se trate de un sistema de calefacción muy eficiente y seguro, hay una serie de consejos o recomendaciones que pueden hacer que sea todavía más eficaz. Así podremos sacar el máximo rendimiento a la estufa de pellets.

El primer consejo o recomendación tiene que ver con el combustible. Es decir, con los pellets. Para que estos se encuentren en perfectas condiciones es recomendable guardarlos en un lugar libre de humedad. Así conseguiremos que durante la combustión generen menos humo y que alcancen mayor temperatura. Así ahorraremos tanto en combustible como en tiempo para calentar la casa.

También conviene que compremos pellets de gran calidad. La certificación de calidad más elevada es la A-1. Tienen un precio superior pero su rendimiento es mayor y nos permite ahorrar dinero. Estos pellets son de madera virgen y menos impurezas. Por lo que la combustión es mejor y con mayor eficiencia.

Ubicación

El siguiente consejo, está relacionado con la ubicación en la que vayamos a colocar la estufa de pellets. Deberemos elegir una habitación o estancia donde no moleste y donde podamos aprovechar mejor el calor que emite la estufa.

De igual modo, tendremos que asegurarnos de que dicha habitación tenga una ventilación correcta y adecuada. También que podamos instalar la salida de humos lo más cerca posible. Así evitaremos el molesto humo y las obras de la instalación.

Si decides comprar una estufa de pellets de aire, tienes que tener en cuenta que están indicadas para habitaciones que van desde los 20 metros cuadrados hasta los 95. Si quieres calentar una superficie mayor deberás mirar una canalizable o que funciones con agua.

Ventajas de las estufas de pellets

Ya hemos analizado las principales características a tener en cuenta para comprar la mejor estufa de pellets. Ahora veremos cuales son sus ventajas principales que han llevado a más gente a decidirse por estas estufas de biomasa.

La primera ventaja de este tipo de estufas es su funcionamiento fácil y muy sencillo. Se encienden con tan solo apretar un botón o incluso podemos programarla para que se encienda cuando queramos.

Lo único que deberemos prestar atención es a rellenar los pellets de la tolva o depósito. De igual modo, asegurarnos de que no se agoten mientras esté en funcionamiento.

Gracias a la utilización de los pellets como combustible, se generan muchos menos residuos en forma de ceniza. Con lo que la limpieza es más cómoda y rápida.

Eficiente y económica

Gracias a su funcionamiento y al combustible utilizado, nos permite controlar los costes derivados de la calefacción para el hogar. Son más baratas en comparación con otros sistemas de calefacción. Con el constante incremento del precio de la energía, ha hecho que cada vez más hogares cuenten con estufas de pellets.

Si quieres ahorrar todavía más, puedes hacero comprando los pellets para la estufa en verano. Al haber menos demanda, los distribuidores y tiendas especializadas suelen hacer más ofertas y descuentos.

Sostenibles con el medio ambiente

Al tratarse el pellet de un combustible totalmente ecológico y de orígen natural, emiten menos gases tóxicos y CO2. Están creados a partir de restos de madera, recortes y serrín. Así se aprovechan materiales que no tendrían ningún uso y se reciclan. Al mismo tiempo es una energía más limpia.

Su forma y diseño hace que su combustión sea más eficiente. Alcanzando una mayor temperatura su combustión es más eficiente y producen mucho menos humo. Pero lo más importante es que su rendimiento calorífico se encuentra por encima del 80 %.

Programación automática

La mayoría de modelos cuenta con un sistema que permite programar el funcionamiento. Así podremos, por ejemplo indicar la hora que queremos que empiece a funcionar para disfrutar de tener la casa caliente al llegar a casa.

Esta programación también permite ajustar mejor el calor emitido y la temperatura. Así se apaga y se enciende para controlar el consumo de combustible. Lo único que deberemos tener en cuenta es que el depósito de pellets contenga el suficiente para su funcionamiento programado.

Son más seguras

Se trata de un sistema de calefacción muy seguro. Además de contar con los últimos avances en sistemas de seguridad su propio funcionamiento es más seguro que las estufas de leña o de gas.

Cuentan con un sistema de apagado automático que se encarga de controlar la combustión, la temperatura y para poder detectar posibles condiciones inusuales y apagar automáticamente la estufa de pellets en caso necesario.

También disponen de un mecanismo que apaga el sistema de alimentación si detecta que la tapa de combustible está abierta o mal cerrada. De igual modo, el sensor de temperatura regula que una vez alcanzada la temperatura seleccionada se apague para no seguir calentando la estancia.

Última actualización el 2022-08-19 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados